Horno de Mataca

Cabaña Real de Carreteros

En 1998 la C.R.C. inició, con la ayuda de varios programas de inserción laboral del ECyL, la recuperación del primer espacio etnográfico destinado tradicionalmente a la elaboración de pez, el Horno de Mataca en el monte La Dehesa de Quintanar, donde la extracción de este preciado producto fue una actividad fundamental para el municipio.

En la reforma de esta instalación se llevó a cabo una red de drenajes exteriores para evitar la filtración del agua al subsuelo y se construyeron unas casetas que, además de guardar los utensilios necesarios para la destilación de la madera, se pueden destinar a la creación de una pequeña área expositiva con paneles que expliquen detalladamente cada fase del proceso, teas de diferentes clasificaciones o muestras de la pez obtenida allí.

La restauración de este emblemático rincón abrió un importante curso en la conservación de lugares históricos en un escenario plagado de instalaciones singulares para el manejo del medio natural y con ello, nuevas oportunidades de turismo cultural y recreativo, así como de empleo.

La idea de la asociación es continuar con la recuperación de algún otro horno de pez de los más de treinta que existieron en el monte de Quintanar ligados a la fábrica de betunes que la Real Armada ubicó en el siglo XVIII en la localidad.

Además de estos, también se deben acometer otros trabajos de recuperación de espacios de valor etnográfico en el monte La Dehesa como son las tenadas, los chozos o las majadas que usaban los pastores que se encuentran en estado de deterioro con la intención de evitar su abandono e inminente desaparición.