Agrosilivicultura Ecológica

La Comarca de Pinares ha vivido tradicionalmente de la explotación forestal de sus pinares comunales pero la fuerte crisis en el sector de la construcción dejo en la comarca más de quinientos parados. Para paliar la situación, la C.R.C. encontró en la agricultura ecológica un medio de garantizar la subsistencia de estas familias.

Para estos fines, varias familias cedieron a la asociación, entre los años 2013 y 2015, unos terrenos que sumaban en torno a una hectárea de extensión para su transformación en huertos comunales.

Estas fincas se dotaron de los servicios de riego y de la tecnología de invernaderos y abonados orgánicos destinados a la producción de alimentos para alrededor de cien familias. Se realizaron veinte parcelas de huertos sociales, cuarenta cultivos en invernadero y distintas parcelas de ensayo para especies compatibles con la agrosilvicultura de montaña como los frutos del bosque.

Pero fueron muchas las formas en las que se colaboró con la cooperativa agrosilvícola: los consumidores, un centenar de familias que firmaron un acuerdo inicial comprometiéndose a comprar los productos agrícolas que allí se recolectaban, los empleados de la C.R.C. que construyeron las instalaciones, así como los múltiples aficionados que contribuyeron a su mantenimiento.

Además, la C.R.C. organizó anualmente durante el desarrollo de este proyecto unas Jornadas de Agrosilvicultura de Montaña con el fin de promover esta actividad y los enormes recursos naturales renovables de los que Quintanar dispone.