17-25 de septiembre 2022 | XXIII RUTA CARRETERIL Castilla hacia el Mar

Magallanes capitaneó una armada de cinco naves de las que solo una, la Victoria, al mando de Elcano, logró regresar, habiendo completado la primera vuelta al mundo, a Sanlúcar de Barrameda un 6 de septiembre de hace 500 años.

Aprovechando el foco mediático del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo, la Cabaña Real de Carreteros (C.R.C.) desea ofrecer una visión desde las montañas ibéricas y promover la estrecha relación mercantil de sus operarios forestales al servicio de Burgos “Caput Castellae” con la historia naval española. La ciudad de Burgos era un importante centro financiero y de intercambio mercantil que asumió un importante papel en la primera circunnavegación desde una dimensión económica, personal y comercial.

Este singular aniversario es además una oportunidad para abordar otros aspectos olvidados como el papel que jugaron los “marineros en tierra”, los pueblos selvicultores españoles, productores de las maderas sobre las que se fundamentaron buena parte de las comunicaciones: construcción de carros, navíos y, más tarde, las traviesas para la red nacional de ferrocarriles. Todo ello, junto con innumerables construcciones civiles, militares y religiosas.

En este decidido empeño de trasmitir la ancestral cultura de los árboles se levantará un pino conmemorativo de la nao Victoria junto al mar. El origen de este proyecto surge cuando la Fundación Puerta de América contactó con la Cabaña Real de Carreteros para sugerirle la idea de instalar un mástil como los de las naos de la primera circunnavegación en un lugar emblemático de Sanlúcar de Barrameda.

La intención de este proyecto es difundir el papel de nuestros bosques con toda la aventura que supuso el intercambio de mercancías con América y la importantísima labor que desempeñaron los casi diez mil carros de la Cabaña Real de Carreteros para digerir el enorme tráfico comercial.

La celebración de la efeméride de la Primera Vuelta al Mundo proporciona en Sanlúcar de Barrameda el escenario idóneo para difundir toda esta actividad y su legado actual. Una forma de acercar pueblos, de establecer conexiones y estrechar vínculos entre los puertos de partida y arribada de las flotas con el entramado mercantil que las financió y el origen de los suministros, que permitía su existencia y que proveía la capilaridad necesaria para el sistema logístico.


Apeo del pino para el mástil conmemorativo de la nao Victoria

Para elaborar este mástil, se ha elegido y tumbado en el monte La Dehesa de Quintanar de la Sierra un pino de veintitrés metros de largo y medio metro de diámetro, más de dos metros cúbicos de madera de siglo y medio de edad, nacido y criado en plena espesura, más de 200 pies por hectárea, para que no tuerza. Esta selvicultura de turnos de transformación tan largos conlleva un elevado coste, pero es el único modo de conseguir una madera noble de formidables características físico-mecánicas para la resistencia de vigas y mástiles. Muchas vigas de estos montes todavía aguantan en la catedral de Burgos, en el monasterio de Las Huelgas y en otros edificios históricos.

El mástil ha estado sumergido en agua y ha recibido un tratamiento para su conservación. Tanto en su apeo como en el labrado se ha empleado herramienta tradicional y, para su arrastre desde el monte, las vacas serranas negras de la asociación.

El mástil se ubicará junto al Palacio Casa Arizón, típica casa de cargadores de Indias en el centro de Sanlúcar de Barrameda, una zona de mucho tránsito que garantiza su visibilidad. Se prevé también una placa indicando su origen, simbolismo y las entidades colaboradoras.


Transporte del pino-mástil hasta Sanlúcar de Barrameda

De esta primera colaboración entre la Cabaña Real de Carreteros y la Fundación Puerta de América para la puesta del mástil y con la celebración del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo, prorrogada hasta 2023, surge la propuesta por parte de ambas entidades de realizar una ruta carreteril que supondría el colofón al proyecto y al viaje del pino desde las montañas y al mar.

El fin es que las vacas serranas entren en Sanlúcar de Barrameda acarreando el mayo pinariego que se convertirá en la réplica del mástil de la nao Victoria. Un gran proyecto que está por determinar, pero que de momento se materializará en una primera fase desde Quintanar de la Sierra hasta Burgos en septiembre.


Desde la Sierra del Arlanza hasta el Consulado del Mar de Burgos

Los monarcas castellanos buscaban la hegemonía en Europa y la expansión ultramarina y los financieros burgaleses dieron cobertura a su proyecto político y cultural ampliando sus circuitos de negocio. El Consulado del Mar de Burgos desempeñó un papel esencial en esta expedición y en el circuito comercial castellano.

Una verdadera hazaña naval de la que los burgaleses Cristóbal de Haro y Juan Rodríguez Fonseca fueron los armadores. Ambos, junto a un destacado grupo de mercaderes burgaleses y norteños, lograron hacer realidad, treinta años después, la incumplida promesa de Cristóbal Colón.

La de Burgos era una sociedad floreciente y emprendedora en una ciudad cosmopolita y de negocios, que inspiró, financió y logró la llegada a las Molucas, la posterior creación de la Casa de la Contratación de la Especiería en La Coruña, la organización por parte de Haro del segundo viaje a las islas de las Especias y el tráfico de las mismas hasta 1529.


XXIII Ruta Carreteril

Es por ello, que la primera de las Rutas Carreteriles dedicada al V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo partirá desde Quintanar de la Sierra llegando a la capital burgalesa después de cinco jornadas con el futuro mástil sobre las vacas serranas.

La ruta se iniciará el sábado 17 de septiembre con una celebración en el prado de la Guía en Quintanar de la Sierra para comenzar el acarreo el domingo 18 hasta Palacios de la Sierra. El itinerario se retomará el jueves 22 cogiendo el Camino Natural Santander-Mediterráneo desde Cascajares de la Sierra hasta Campolara, continuando el viernes 23 hasta Revilla del Campo y el sábado 24 hasta Modúbar de la Emparedada.

El domingo 25 el mástil llegará a Burgos sobre las 12:00 h para pasearlo en un recorrido por el centro de la ciudad acompañados de una representación del Ayuntamiento y un grupo de dulzaineros.


Inscripción obligatoria para alojamiento comunal y manutención con cuota:

947 256 752 · socios@cabanarealcarreteros.org


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies